+34 927289135 +34 616467359

Inmaculada García Sanz, arquitecta

Plan General Municipal de Montemolín (Badajoz) 

APROBADO INICIALMENTE (2015)

EN TRAMITACIÓN PARA LA APROBACIÓN PROVISIONAL Y DEFINITIVA.


El término municipal de Montemolín se sitúa en el extremo sur de la provincia de Badajoz. Se trata de un término municipal discontinuo y muy extenso, con un sector mayor en el que se encuentran dos núcleos de población, Montemolín y Pallares, y un segundo sector, donde se sitúa el tercero, Santa María de Nava, también denominado Hoya de Santa María. La población conjunta de derecho en 2012 es de 1494 habitantes.

Geográficamente  queda situado en el sector extremeño de Sierra Morena, ya en la zona de vertiente hacia el río Guadalquivir, a la que pertenece todo el término municipal. Por su territorio discurre parte del curso del Río Viar, afluente del Guadalquivir. 

El sector norte presenta una topografía menos accidentada que la zona sur. 

Se observa en el término municipal una ocupación del territorio muy concentrada en los núcleos urbanos, con la salvedad de algunas edificaciones dispersas y muy distantes entre sí, y de forma más reciente, la aparición de polígonos industriales y residenciales en la zona periurbana de Montemolín. 

Las comunicaciones entre los núcleos circundantes y con las ciudades de mayor tamaño se realizan por carretera, no existiendo vía férrea en un radio de 70km.  

Las carreteras que dan accesibilidad a  Montemolín son la Autovía de la Plata A-66 (E-803) y la Carretera Nacional N-630. 

Al núcleo de Montemolín se accede bien por la BAV-1668, desde la Autovía, o por la BAV-1667 (también BA-067), bien desde Fuente de Cantos o desde el núcleo urbano de Pallares. Pallares, por su parte, además está atravesado por la EX – 103 que comunica la Autovía con Llerena. También parte de Pallares la BAV-1614 que comunica con el núcleo de Hoya de Santa María. 

Santa María de Nava se sitúa en un enclave de acceso menos directo, ya que únicamente se puede acceder por esta BAV-1614 desde Pallares y desde El Real de La Jara, ya en la provincia de Sevilla.

DIRECTRICES DE LA ORDENACIÓN DEL TÉRMINO MUNICIPAL

Hábitat concentrado

Como se ha indicado en los antecedentes, estamos ante un modelo de ocupación del territorio caracterizado por una implantación mediante núcleo urbano de cierta densidad, sin presencia de un hábitat diseminado de entidad. El Plan general mantiene esta directriz para el uso residencial.

Secundando la Ley 15/2001 del Suelo de Extremadura,  se va a primar la ocupación de baja y media densidad. Esto se va a procura sin perjuicio de la búsqueda de una forma urbana que a la vez tenga cierta compacidad.

Protección del medio ambiente

El término municipal cuenta con una importante cantidad de terrenos en los que se dan valores medioambientales que se habrán de ordenar para transmitir a las generaciones venideras. Concurren en el término municipal ámbitos con sus regulaciones medioambientales específicas que el Plan General habrá de integrar en lo que atañe a sus competencias propias.

En el término municipal se encuentran numerosas Zonas denominadas  “Hábitats”, que ocupan un vasto territorio. 

Como criterio general estas zonas se incluyen en el suelo no urbanizable protegido, si bien más adelante se precisa este principio general para ámbitos concretos. 

Por otra parte, para favorecer la seguridad de las personas y la preservación del medio ambiente tanto natural como antropizado, se protegerán de la urbanización los terrenos afectados por los cauces fluviales presentes en el término municipal, excepto donde la continuación del núcleo urbano u otras razones justificadas así lo precisen. 

Protección y funcionalidad de las infraestructuras

Para los terrenos con incidencia de carreteras, se incluirá en el suelo no urbanizable de protección una banda de terreno  como se detalla más adelante en esta Memoria Justificativa. 

Existen vías pecuarias que surcan el término municipal. Los terrenos del término municipal ocupados por estas vías también se incluirán en el suelo no urbanizable de protección. Donde dichas vías surcan el núcleo urbano se establece la prohibición de construir.

Protección del patrimonio

Respecto a los yacimientos arqueológicos, se protegerán de la urbanización. Por su parte, los elementos inventariados por la Consejería de Cultura, dentro y fuera del casco urbano también han sido tratados convenientemente en el Documento de Catálogo.

Potenciación de la industria y turismo

Para un adecuado equilibrio entre la protección del medio ambiente y el desarrollo de las actividades económicamente productivas, el Plan General contempla las posibles ubicaciones de estas actividades mediante la ordenación de usos en el suelo.

En la ordenación de usos se prevé la ubicación de usos industriales en el suelo urbano, y especialmente en polígono industrial. En el suelo no urbanizable se contempla esta posibilidad en suelo no urbanizable común, aunque de forma más restrictiva. Y en cualquier caso, prohibiéndolo en aquellas zonas donde es incompatible con la protección del medio ambiente. Respecto al sector terciario, se contempla la implantación general en territorios cercanos a la Autovía y la implantación turística en determinados espacios de suelo no urbanizable también con el objeto de potenciar el binomio protección-producción.    



PGM MONTEMOLIN.rar